30 noviembre, 2021

Beneficios de la seguridad en la adoración

Otro beneficio es la dinámica comunitaria, que significa no solo satisfacer nuestros propios deseos de pertenecer y compartir la misión (comunión), sino también proveer un aumento de nuestra seguridad.

Mientras muchos de nosotros admiramos personajes como Atanasio y Lutero que se plantaron en contra del mundo, solos, debemos recordar que Dios dijo que no es bueno que estemos solos (Génesis 2:18). Estos héroes fueron el producto de días extremadamente difíciles e inevitablemente sus historias han sido un poco olvidadas en la memoria colectiva con el paso del tiempo. Ni Atanasio ni Lutero estuvieron solos en la lucha, sino que fueron parte de comunidades que los amparaban y sostenían en sus creencias radicales y no populares.

Lo mismo pasa con nosotros. No fuimos creados para estar solos, sin compañeros. Aún en tiempos difíciles como los de Elías, Dios le entregó siete mil que no abandonaron la fe (1 Reyes 19:18). Dios nos hizo para funcionar en comunidad, y la llamó «la iglesia». Formar parte de esta comunidad local y global juega un papel importante asegurándonos, no solo en que no estamos engañándonos a nosotros mismos en pretender que nuestra profesión es creíble, sino también en que sabemos verdaderamente en quién hemos creído (2 Timoteo 1:12).

La adoración en nuestra iglesia local nos lleva a mirar mucho más allá: la adoración de la iglesia universal, de un pueblo formado por muchas naciones y lenguas, exaltando a Jesús, el Cordero de Dios (Apocalipsis 7:9).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.